Más detalles en el sitio web

Exfoliar el cuero cabelludo
Al igual que la piel de la cara, el cuero cabelludo también se debe de exfoliar: el exceso de sebo, las células muertas, la caspa, todo esto y más afecta la regeneración del cabello. ¿La solución? Aplica un exfoliante una vez a la semana para eliminar todas estas impurezas y purificar el cuero cabelludo con ingredientes naturales. Para esto, necesitamos sal gruesa, o café molido, para mezclarlo con un poco de aceite de oliva. Se aplica en la raíz y te masajeas con las yemas de los dedos con movimientos circulares durante unos minutos antes de lavarlo con champú. Siempre terminamos de enjuagar el champú con un chorro de agua fría, que protege el cuero cabelludo, y aporta un brillo natural al cabello.